Argentina

INICIATIVA DE ZOETIS®

CUIDADO PARA TODA LA VIDA:

CUMPLIENDO PROMESAS™

Cuando decidimos estudiar la carrera de Medicina Veterinaria hacemos una promesa, cuando adoptamos una nueva mascota en el hogar, hacemos una promesa, esta promesa es BRINDAR  el mayor de los cuidados. Por ello, buscamos mantener sanos a los animales, definiendo a la salud como un estado de bienestar físico, emocional y social, y no sólo como una ausencia de enfermedad.


El objetivo de la iniciativa CUIDADO PARA TODA LA VIDA: CUMPLIENDO PROMESAS™ es TRANSFORMAR el cuidado veterinario de un modelo reactivo a un modelo PROACTIVO más sano, que haga que los Médicos Veterinarios prevengan los problemas en lugar de resolverlos, y que aliente a los dueños de las mascotas a establecer en sus mascotas hábitos más sanos, así como consultar al Médico Veterinario con mayor frecuencia y conciencia.


CUIDADO PARA TODA LA VIDA: CUMPLIENDO PROMESAS™ le ofrece herramientas educativas y recursos que permiten llevar a la práctica esta promesa. La iniciativa de un cuidado continuo se basa en tres pilares: prevención, diagnóstico y tratamiento.


PREVENCIÓN
La medicina preventiva es una competencia fundamental inherente a la profesión veterinaria. Entre las estrategias principales están: la vacunación, el control parasitario, las recomendaciones para una nutrición óptima y actividad física para cada etapa de la vida, la asesoría sobre reproducción, higiene oral y seguimiento a calendarios de esterilización/castración; todo lo anterior con la finalidad de disminuir el riesgo de que las mascotas puedan ser abandonadas en algún refugio o sufrir eutanasia por causas médicas.


DIAGNÓSTICO
El segundo pilar de CUIDADO PARA TODA LA VIDA  es el diagnóstico temprano de una enfermedad o afección, mientras la condición aún es sub-clínica y la mascota se encuentra "estable". Los componentes clave del diagnóstico son: contar con antecedentes completos, efectuar un examen físico y realizar evaluaciones apropiadas de diagnóstico como rutina. Contar con un buen historial clínico del paciente es importante no sólo como herramienta de diagnóstico, sino también para poder discernir las necesidades de los clientes y sus expectativas.


TRATAMIENTO
El tercer componente de CUIDADO PARA TODA LA VIDA se centra en el manejo médico de las enfermedades. La intervención terapeútica temprana frente a condiciones primarias puede reducir los riesgos de presentación de problemas de tipo secundario. A través de este proceso, la calidad de vida de sus pacientes, la satisfacción de los dueños de las mascotas y el valor percibido en el cuidado veterinario son más propensos a mejorar, mientras que el estrés del paciente, su periodo de recuperación y la posible exacerbación de co-morbilidades probablemente sean menores.  
Todos los que hoy formamos parte de la práctica veterinaria compartimos el deseo de ayudar a las mascotas a vivir más, con mayor salud y más felices.

Expandir Todo
  • La medicina preventiva es una actividad esencial de la profesión veterinaria. Nuestras principales estrategias en prevención incluyen:
    • Vacunación.
    • Determinación de indicadores tempranos de enfermedades.
    • Control parasitario.
    • Nutrición y actividad física adecuada para cada etapa de la vida.
    • Asesoramiento sobre comportamiento animal.
    • Programas de ejercicios adecuados.
    • Recomendaciones para criar (para ayudar a prevenir condiciones hereditarias).
    • Momento óptimo para la esterilización.
    • Higiene bucal.
    • Asesoramiento en la elección de la mascota para minimizar el riesgo de que la misma sea posteriormente abandonada en un refugio o en la vía pública, o eutanasiada sin motivo médico.

    Dos obstáculos comunes para la prevención del cuidado de la salud:
    1) Actualmente, muchos dueños de mascotas solo asocian la necesidad de ver al veterinario con la vacunación o con enfermedades serias.
    a) Sólo el 32% de dueños de mascotas encuestados están totalmente convencidos de que un control rutinario es necesario.
    b) Un alto porcentaje de mascotas que son llevadas por sus dueños a visitas veterinarias lo hacen sólo por vacunación.

    Estos datos apuntan a una cuestión de fondo más importante, la disminución global de visitas veterinarias y  la incapacidad de comprender el verdadero valor de la medicina preventiva y la atención para toda la vida.


    2) Otra tendencia preocupante es la creencia sostenida por muchos dueños de mascotas y algunos veterinarios, que ciertas prácticas preventivas pueden ser inherentemente riesgosas o peligrosas. Por ejemplo, algunos dueños de mascotas comentan su preocupación de que los veterinarios han estado sobre vacunando a sus mascotas sin una buena evidencia que soporte una vacunación más frecuente. Otros temen que se le realice a su mascota una limpieza dental por el hecho de tener que sedarla.
    a) La vacunación está asociada a un mínimo riesgo y debe ser parte de la rutina de un cuidado de la salud preventivo. Dos estudios con un conjunto de datos sustanciales han demostrado en forma convincente que la estadística actual de eventos adversos luego de la vacunación de rutina es, en realidad, muy baja, siendo de 0,48% en gatos y 0,38% en perros.
    b) A decir verdad, hay evidencia de que las mascotas que son llevadas en forma rutinaria a la clínica veterinaria por vacunación tienden a tener una mejor salud que aquellos que no lo hacen.

     

    Consecuencias de descuidar el cuidado de la salud preventiva 

    Parasitosis zoonóticas: Cada año, a pesar de la disponibilidad de antiparasitarios  y tratamientos muy efectivos, se diagnostican miles de casos de animales parasitados y existen muchos más no diagnosticados o reportados. Pulgas, garrapatas y parásitos, que son vistos como “molestias” para la mascota, también pueden transmitir enfermedades entre las mascotas y las personas.


    Enfermedades infecciosas zoonóticas: La protección contra enfermedades zoonóticas como Leptospirosis y Giardiasis no son aún consideradas como parte del protocolo de vacunación en forma masiva en nuestro territorio, teniendo en cuenta que se ha comprobado que la Leptospirosis se adapta a climas no sólo cálidos sino también fríos, y se la ha aislado en zonas tanto húmedas como secas con aguas estancadas. Estudios de prevalencia de parásitos en algunos hospitales han demostrado que las giardias son uno de los  parásitos más comunes en humanos. Y otros estudios constataron que hay transmisión de giardias entre humanos y animales. También hay que concientizar a la población acerca de la no erradicación total de la Rabia, afianzando la importancia de la revacunación anual.

  • El segundo pilar de Cuidado para Toda la Vida es la detección temprana de una enfermedad o afección mientras la misma es aún subclínica y la mascota se encuentra en buen estado de salud.

    Los componentes claves del diagnóstico precoz son:

    • Historia clínica en detalle.
    • Examen físico.
    • Diagnósticos periódicos apropiados.

    Los controles para un buen diagnóstico deben incluir métodos complementarios para detectar problemas médicos hereditarios. Una buena historia del paciente es importante, no sólo como herramienta de diagnóstico, sino también para percibir las expectativas y necesidades de los clientes.

    La importancia de los pruebas de diagnóstico de rutina:

    1-      Para animales adultos.

    En la actualidad, los veterinarios recomiendan pruebas de diagnóstico para evaluar perfiles generales de la salud y bienestar de los animales adultos.

    -          En un estudio, un problema anteriormente no reconocido fue identificado en el 80% de los perros adultos.

    -          Un segundo estudio encontró un nuevo diagnóstico atribuido a estudios de rutina de análisis de sangre de perfiles generales en un 30% de perros gerontes testeados.

    -          Polzin et al. reportó que la enfermedad renal crónica se presentó en un 20% de perros de entre 7 y 10 años de edad, aumentando a un 45% en perros mayores de 10 años de edad.

    -          Un reciente estudio en gatos mostró que, a pesar de estar aparentemente sanos, gatos de mediana edad y mayores, pueden tener frecuentemente anormalidades halladas a través del examen físico o pruebas de laboratorio, que posiblemente mejoren con la intervención y monitoreo veterinario.

     

    2-      Para animales jóvenes.

    Los siguientes hallazgos enfatizan la necesidad de realizar exámenes de salud de rutina tanto en animales jóvenes como en mayores.

     

    -          En 7827 perros adultos (la mayoría entre 2 y 11 años de edad de todo USA, que fueron a la veterinaria por chequeos de salud de rutina), se realizaron pruebas de perfil general en las cuales se hallaron anomalías no visibles que necesitaron de futuras investigaciones en el 31% de los casos (PWP, Zoetis).

    Conclusión

    Las pruebas de diagnóstico de perfiles generales también proveen valores de base y facilitan el monitoreo a largo plazo para establecer tendencias que pueden ayudar a identificar enfermedades subclínicas.

    Sin una detección y manejo temprano, muchas de estas afecciones pueden llevar a una significante disminución de la calidad de vida de la mascota. Además, resultados en un rango normal pueden asegurar a los dueños que su mascota está sana, dándoles tranquilidad a los mismos.

    La detección temprana puede salvar la vida de la mascota o mitigar los efectos de una enfermedad crónica o mantener estable una afección que puede transformarse en un espiral descendente sin control.

    Así, con una visita cada 6 – 12 meses, una detección temprana también puede significar diagnosticar una enfermedad o un problema de salud en una etapa temprana, aunque ya no subclínica. Las visitas frecuentes de prevención para el cuidado de la salud, con una minuciosa historia, evaluaciones de riesgos para la salud, examen físico y perfiles generales periódicos apropiados hacen posible la detección temprana.

    Además, evidencias estadísticas apoyan el valor del diagnóstico precoz. En un estudio, un perfil de salud reveló al menos un problema previamente no reconocido en el 80% de los perros gerontes examinados. Lo que lo hace aún más sorprendente es el hecho que, sumado a la historia médica y al examen físico, solo fue usado un test de diagnóstico: el análisis de orina.

    En otro estudio de gatos, aparentemente sanos, de 6 años y mayores, más de 200 anormalidades fueron encontradas, que van desde proteinuria hasta murmullos cardíacos y gingivitis.

    De todo lo que el profesional veterinario puede hacer para ganar la lealtad del cliente para toda la vida, nada es más importanteque evitar el dolor y sufrimiento de su querido amigo.

    Ciertamente, la detección es esencial no solo para el cuidado continuo durante toda la vida de las mascotas, sino la relación de toda la vida que usted tendrá con sus clientes.

     

    Manejo del dolor

    Una de las afecciones en las cuales el diagnóstico precoz ayudarán a proveer a nuestros pacientes una mejor calidad de vida, es la detección temprana del dolor.

    El manejo del dolor en perros y gatos ha sufrido una gran evolución en los últimos años. Históricamente se creía que los animales no sentían dolor o que lo percibían en forma diferente a los humanos. Como corolario de este concepto, se sugería que el dolor como consecuencia de una cirugía o lesión era beneficioso para que los animales limitaran sus movimientos y así se prevenían futuras lesiones. Hoy en día hay un mejor entendimiento acerca de cómo se desarrolla y perpetúa el dolor. El dolor no tratado disminuye la calidad de vida de los pacientes y retrasa la recuperación post-quirúrgica, lesiones o enfermedades. Las respuestas por el stress del dolor mediadas por el sistema endócrino, son una de las consecuencias negativas del dolor. El aumento de cortisol, catecolaminas y mediadores de la inflamación, causan taquicardias, vasoconstricción, disminución de la motilidad gastrointestinal, retraso en la cicatrización y privación del descanso. Además, el trauma causa cambios invisibles en el sistema nervioso central. La inadecuada prevención, diagnóstico y tratamiento puede conducir a la magnificación de la percepción del dolor y a una prolongación del estado de dolor.

    Hoy en día las estrategias analgésicas permiten lograr una vida más confortable a las personas y animales. La prevención y el manejo del dolor se han convertido en una parte fundamental en el cuidado de la calidad de vida del paciente en la medicina veterinaria. Los veterinarios tienen la responsabilidad de reconocer, evaluar, prevenir y tratar el dolor.

    Muchas afecciones de la salud y procedimientos médicos causan dolor en perros y gatos. La atención a este dolor es fundamental en todos los aspectos del cuidado del paciente, independientemente de la condición del paciente y la razón por la que fue al veterinario. Manejar el dolor efectivamente requiere buscar sus signos y hacer las preguntas correctas. Dado que muchos animales no muestras signos obvios de dolor, identificar el grado del mismo y cuantificar el sufrimiento asociado puede ser un desafío. El signo más común de dolor es el cambio de conducta. Muchos de estos cambios son relacionados con la “vejez” del animal, en vez de con el dolor.

    Incorporar el manejo del dolor en la práctica veterinaria ayuda a todos: al paciente, mejorando su calidad de vida y disminuyendo las complicaciones a consecuencia del dolor, al cliente, intensificando el lazo humano-animal, y a la clínica veterinaria, mejorando la moral, el orgullo y la satisfacción en el trabajo.

    Por ejemplo, para reducir el dolor quirúrgico, optimice el manejo del mismo y mejore la seguridad de la anestesia utilizando un abordaje perioperatorio. El momento en que se administra el medicamento para prevenir el dolor es crítico. Dar un analgésico antes del procedimiento quirúrgico es mucho más beneficioso que luego de dicho procedimiento, ya que no sólo ayuda a calmar el dolor sino también a disminuir el requerimiento de anestésicos para la inducción y el mantenimiento. Administrar una adecuada analgesia intraquirúrgica y post-quirúrgica aumenta el confort del paciente y ayuda a una recuperación más suave.

     

    Reconocimiento y evaluación del dolor

    A pesar de que todos los animales pueden experimentar dolor, la expresión del dolor varía con la edad y la especie, como así también entre individuos. Los perros y los gatos tienden a esconder el dolor como mecanismo de protección (como predadores que son). Sin embargo, la falta de expresión o evidencia externa no indica necesariamente que ese paciente no esté experimentando las consecuencias negativas del dolor. Cada individuo, sometido al mismo procedimiento experimenta o expresa el dolor en forma diferente. Además, un individuo puede experimentar más de un tipo de dolor en cualquier momento dado.

    Evaluar el comportamiento es una parte integral de la anamnesis y examen físico de cada animal, entenderlo es esencial para identificar el dolor y seleccionar una tratamiento adecuado. El aporte del dueño es invaluable para determinar el comportamiento anormal que podría estar vinculado con el dolor.

    El veterinario sirve como fuente de información confiable para el cliente con respecto a la identificación y manejo del dolor de la mascota y el cliente juega un rol esencial en la evaluación continua y éxito del tratamiento.

    Es importante educar a los dueños en forma temprana para con sus mascotas, desde que los mismos son cachorritos o gatitos, ya que necesitan ayuda para reconocer signos sutiles de dolor y deberían tener conocimiento de la disponibilidad de métodos para el alivio del mismo que son efectivos y generalmente seguros. Incluso cambios sutiles en el comportamiento son razones válidas para contactar al veterinario ya que pueden ser los primeros signos de enfermedad o dolor.

    Para reforzar la información que usted le de verbalmente acerca de la evaluación del dolor, entréguele información escrita acerca del dolor y su tratamiento, así como los efectos adversos de la medicación. El cumplimiento del propietario se incrementará si la administración del medicamento se adapta bien no sólo al paciente sino a las posibilidades del mismo.

     

    Descargue las fichas de la AAHA en español para ayudar a sus clientes a reconocer el dolor en sus mascotas y a concientizarlos de seguir sus recomendaciones.

  • Estamos comprometidos en brindar productos innovadores para mejorar la calidad de vida de las mascotas. Trocoxil y Rimadyl son nuestros analgésicos para diferentes situaciones en las cuales el dolor está presente.