6 April – We are aware of the problems with our United States site redirecting to this site. Visit us at https://shop.zoetisus.com or call 1-888-963-8471.

Argentina

WEST NILE VIRUS (WNV)

Encefalitis o Fiebre del Nilo Occidental

El West Nile Virus (WNV) es un virus que transportan las aves migratorias y se transmite a los mamíferos por picadura de diversos mosquitos, sobre todo de la especie Culex. Se sabe que el WNV, una vez transmitido por el mosquito al caballo o a la persona, viaja a través del torrente circulatorio hasta llegar al cerebro y a la médula espinal, donde provoca un proceso inflamatorio que puede causar síntomas neurológicos graves e incluso la muerte. Originario de África, donde existe desde hace muchos años, el virus se ha extendido por todo el mundo , mediante la ayuda de aves migratorias y actualmente se sabe que también está en Australia, Asia, Europa y Norteamérica. Después de ser diagnosticado en Estados Unidos en 1999, el WNV dio rápidamente lugar a una epidemia nacional que debilitó a decenas de miles de caballos y tuvo una tasa de mortalidad apreciable. Aunque este virus solamente se puede transmitir directamente de aves a caballos (o personas) mediante mosquitos (no de caballo a caballo ni de caballo a persona) todo caballo desprotegido se encuentra en una situación de riesgo, en especial durante la temporada de mosquitos. Recientemente el WNV ha vuelto a reaparecer en Europa con un nuevo brote que se inició en Italia en 2008 con un cuadro que sigue afectando a caballos y a personas. En España (Andalucía) a finales de Agosto de 2010 un número relativamente importante de casos. La Fiebre del Nilo Occidental no tiene cura pero los caballos se pueden proteger con la administración de la vacuna.

Expandir Todo
  • Síntomas que pueden aparecer a los 3-15 días de la infección:

    • Fiebre y síntomas gripales.
    • Pérdida de apetito.
    • Depresión o letargo.
    • Imposibilidad o graves dificultades para deglutir.
    • Trastornos de la visión.
    • Cabeza apoyada o inclinada.
    • Tropiezos o traspiés.
    • Debilidad muscular, tics nerviosos o temblores musculares.
    • Deambular sin rumbo o en círculos.
    • Parálisis parcial.
    • Imposibilidad de mantenerse en pie sin ayuda.
    • Convulsiones.
    • Coma.
  • Si un caballo presenta alguno o varios de los síntomas neurológicos descritos, se debe pensar en la infección por el West Nile Virus. Sospechar de WNV es especialmente importante, si el caballo no ha sido vacunado contra el virus y si existe una posible exposición al mosquito vector. Los casos potenciales se deben diagnosticar rápidamente para iniciar cuanto antes el tratamiento de apoyo necesario; por eso es muy importante solicitar asistencia veterinaria si el caballo presenta algún comportamiento anormal. El diagnóstico definitivo para descartar cualquier otra enfermedad neurológica (por ejemplo, rabia, herpes virus) sólo es posible mediante análisis de laboratorio; además es importante tener correctamente anotadas todas las vacunas que hayan sido administradas en el pasado al caballo, para ayudar al diagnóstico de esta enfermedad. Normalmente los análisis de laboratorio se hacen con muestras de sangre para identificar antígenos o anticuerpos del WNV existentes en el suero.

  • En condiciones naturales los caballos producen anticuerpos específicos contra el West Nile Virus, lo que les permite superar los casos leves de la enfermedad provocada por este virus. Sin embargo, todos los casos diagnosticados requieren atención veterinaria. No existe ningún tratamiento específico que cure la Fiebre del Nilo Occidental: el tratamiento es “de apoyo”; se intenta controlar la enfermedad a la vez que se proporcionan los cuidados sanitarios necesarios. Si un caballo presenta síntomas neurológicos graves habrá que ingresarlo en un hospital. Estos caballos tienen que estar en un entorno seguro, con paredes acolchadas y cama abundante, e incluso pueden necesitar un protector para la cabeza para evitar que se hagan daño. Si no pueden permanecer de pie sin ayuda pueden requerir algún tipo de sujeción.

    Es importante garantizar una hidratación y nutrición adecuadas; si el caballo no puede ingerirlos voluntariamente, puede necesitar líquidos y nutrición intravenosos. Otros fármacos que pueden incorporarse al tratamiento son  antiinflamatorios no esteroideos, sedantes y antivirales, aunque la utilidad de estos últimos todavía no está clara. La recuperación de estos casos clínicos puede necesitar varios meses. Aunque el caballo sobreviva a un cuadro grave de la enfermedad, puede haber sufrido lesiones permanentes en el sistema nervioso central.

  • Para prevenir la Fiebre del Nilo Occidental es importante vacunar al caballo e implementar programas de control de los mosquitos que actúan como vectores.

    Vacunación

    La vacunación puede reducir mucho el riesgo de que los caballos sufran las consecuencias del WNV. Su eficacia se ha demostrado con gran éxito en Estados Unidos, donde el número de casos equinos ha ido descendiendo año tras año desde el gran brote de 2002, gracias a la utilización masiva de vacunas. Para proteger a los caballos contra el West Nile Virus el programa de vacunación debe haberse completado antes de la estación de los mosquitos (que puede variar mucho de un año a otro), para que el caballo esté perfectamente protegido cuando existe un riesgo real de ser picado.

    Control de los vectores (mosquitos)

    Los insecticidas son un método simple y eficaz para reducir las poblaciones de mosquitos adultos. Para controlar la principal fuente de mosquitos es importante centrarse en eliminar los habitats donde crían, con el fin de reducir el número de sus larvas.

    • Cambie el agua de los bebederos o cualquier otro recipiente de bebida como mínimo cada cuatro días y preferentemente a diario.
    • Elimine cualquier recipiente (neumáticos, cubos viejos) que pudieran retener el agua y mantenga el entorno del caballo ordenado y limpio..
    • Mantenga todo tipo de recipientes tapados.
    • Limpie y retire periódicamente los residuos de los desagües para que no se acumule el agua.

    Reduzca la exposición de los caballos a los mosquitos

    • Encierre a los caballos en las cuadras al atardecer y al anochecer, cuando los mosquitos son más activos.
    • Apague las luces para que no atraigan a los mosquitos por la noche o utilice fluorescentes que no los atraen.
    • Ponga mosquiteras en las ventanas de las cuadras.

     Guía de Prevención WNV

     Difusión WNV España

  • ¿Cuántas picaduras de mosquitos infectados tiene que recibir un caballo para infectarse?
    No se sabe cuántas picaduras necesita un caballo para infectarse. Esto puede depender de la carga de virus que lleve el mosquito, del estado de saludo del animal y de muchos otros factores.

    ¿Cuánto tardan en aparecer los síntomas en un caballo infectado?
    Pueden aparecer síntomas a los 3 a 15 días, pero no todos los caballos tienen por qué presentarlos.

    ¿Los caballos infectados con el West Nile Virus pueden infectar a otros?
    No, el Virus West Nile se transmite por la picadura de mosquitos infectados. El mosquito solamente se infecta chupando sangre de las aves. El WNV se transmite a los caballos por la picadura de los mosquitos infectados, pero en los caballos no se multiplica en cantidades suficientemente grandes como para infectar a otros mosquitos que les piquen después. Por eso los caballos (y las personas) se consideran hospedadores “sin salida”.

    Cuando se descubre que un caballo está infectado con el West Nile Virus, ¿se debe comunicar el caso a las autoridades?
    Sí, al ser una enfermedad de declaración obligatoria, la infección de cualquier caballo por el WNV debe ser notificada a las autoridades correspondientes de cada país.
    Sin embargo al ser los caballos hospedadores “sin salida”, no son necesarias medidas de inmovilización ya que no constituyen peligro para otros animales.

    ¿Se puede vacunar un caballo que se haya expuesto por vía natural West Nile Virus ?
    Es importante conseguir la máxima protección contra el WNV vacunando todos los caballos, independientemente de si se sospecha que hayan estado expuestos por vía natural al virus. Sin embargo, cualquier caballo que muestre signos evidentes de enfermedad no se debe vacunar mientras tenga síntomas.

    ¿El programa de vacunación equina interfiere con los estudios epidemiológicos del WNV (es decir, los análisis realizados en una región para determinar si el West Nile Virus está presente en las poblaciones de mosquitos, aves y/o caballos de la zona)?
    La vacunación contra el WNV no tiene ningún impacto significativo sobre los estudios epidemiológicos de este virus. Los caballos con una infección natural tendrán dos tipos de anticuerpos en la sangre (IgG e IgM). Los caballos vacunados (sin una infección natural) probablemente no tengan anticuerpos IgM en el suero. Los caballos infectados de forma natural, muestran tasas elevadas durante 2-3 semans post-infección de IgM . Por eso en los estudios epidemiológicos se suele poder distinguir entre caballos vacunados y caballos con una infección natural.

    ¿Por qué se debe vacunar un caballo contra el West Nile Virus si la enfermedad no se ha aislado en una región o país concretos de Europa?
    El Virus West Nile ya circula en la población de aves de Europa, y la población de mosquitos de la especie Culex que lo transmite a los caballos también está ampliamente distribuida por toda Europa. Por lo tanto, podría aparecer un brote en cualquier momento y la vacuna es la única forma de reducir el riesgo de que un caballo contraiga la enfermedad. Además, la vacunación, cuando se ha producido un brote, podría llegar demasiado tarde para proteger a los caballos porque sólo se consigue una protección vacunal completa a las tres semanas de acabar el programa de vacunación. Por otro lado, cualquier caballo que tenga que viajar a una zona donde el West Nile Virus sea endémico (p. ej., Nortamerica, Italia,Austria Hungría, España,ect.) deberá ser vacunado por lo menos 6 semanas antes de viajar, para asegurarse de que está protegido cuando entre en la zona.

    ¿Si viajo con mi caballo a zonas de riesgo, me obligan que esté vacunado?

    No, no es obligatorio vacunar los caballos ya que estos son hospedadores “sin salida”, por lo que no constituyen un peligro para los demás siendo una decisión del dueño del caballos si quiere proteger o no su caballo al viajar a zonas de riesgo.

    ¿A qué edad se puede vacunar un potro?
    Los potros se pueden vacunar a partir de los 6 meses de edad.

    ¿Pueden pasar los anticuerpos maternos contra el WNV de la yegua a su potro?
    Sí, si se vacuna a una yegua gestante aproximadamente 5-6 meses antes del parto, ésta puede otorgar una inmunidad pasiva al potro durante unos 4 meses.