6 April – We are aware of the problems with our United States site redirecting to this site. Visit us at https://shop.zoetisus.com or call 1-888-963-8471.

Argentina

Artrosis

Artrosis

La afección articular suele estar provocada por la artrosis, una enfermedad dolorosa de progresión lenta que va destruyendo el cartílago articular.  Aunque la enfermedad no se puede curar, se puede hacer mucho para reducir el dolor y mejorar la calidad de vida del animal.

Expandir Todo
  • La artrosis afecta a una articulación a causa de una anomalía congénita (por ej., displasia de cadera) o adquirida (por ej., lesión por un traumatismo) de esa articulación, que provoca la actuación de fuerzas anormales sobre el cartílago y el inicio de un círculo vicioso de destrucción. Tiene lugar una destrucción progresiva del cartílago y la producción de hueso adicional alrededor de la articulación. Este proceso es doloroso, motivo por el cual los perros renguean y se niegan a hacer ejercicio

  • La artrosis puede afectar a una o más articulaciones y puede generar dolor, rigidez, hinchazón articular, renguera y reducción de la movilidad; todo ello puede provocar una inferior calidad de vida e impedir que los perros participen plenamente de las actividades diarias, como pasear, correr o nadar.

    No es infrecuente que los propietarios interpreten erróneamente estos signos como un deterioro del animal, propio e inevitable de la edad avanzada. Es importante observar atentamente los posibles signos de inflamación articular en los perros como:

     

    1. Reducción de la actividad.
    2. Reticencia a andar, correr, subir escaleras, asaltar o jugar.
    3. Rigidez.
    4. Renguera.
    5. Dificultad para levantarse cuando está echado.
    6. Caminar lento en los paseos.
    7. Dolor al tacto.
    8. Aullidos o gemidos de dolor.
    9. Actitud agresiva o reservada.
    10. Otros cambios de carácter.
  • Un examen veterinario de su perro le permitirá saber si presenta enfermedad articular debido a la artrosis. Los perros muestran dolor cuando el veterinario manipula las articulaciones afectadas, que pueden tener un rango de movimiento reducido y a veces crepitan. Se pierde masa muscular porque la articulación no se usa normalmente. La articulación puede estar aumentada de tamaño porque se forma nuevo tejido óseo a su alrededor. Se pueden hacer radiografías para confirmar los cambios en la articulación y a veces es necesario tomar muestras del líquido sinovial para descartar otras causas de afección articular.

  • Aunque la artrosis canina es incurable, se puede controlar el dolor y mejorar la calidad de vida del animal. Siguiendo estos pasos puede conseguir disfrutar durante muchos años de la compañía de un perro sano y feliz.

    • Reduzca el peso que deben cargar sus articulaciones. Si es necesario, la reducción del peso de su perro puede reducir significativamente la carga sobre las grandes articulaciones. Consulte a su veterinario, que le informará sobre un programa de control de peso adecuado para su perro.
    • Manténgalo en forma: el ejercicio controlado puede ayudar a reforzar la musculatura y las articulaciones. Consulte con su veterinario sobre el mejor modo de diseñar una rutina de ejercicio adecuada de escaso impacto.
    • Pida a su veterinario un medicamento seguro y eficaz para el alivio del dolor. Con los modernos avances de los medicamentos, no hay motivo para que su perro tenga problemas de movimiento a causa del dolor y el malestar que le provoca la artrosis.
    • Sea constante con el programa: la artrosis es una enfermedad crónica que requiere un tratamiento continuo. Aunque probablemente notará una mejora con la medicación y el tratamiento, es importante que siga las instrucciones de su veterinario para que su perro conserve su calidad de vida.